Introducción

43° 20’ 56" N 8° 24’ 25" O

Lo que tienes delante es lo que podría denominarse como el típico handbook de la empresa (en construcción) que se entrega a las nuevas personas que se incorporan a la misma. En nuestro caso lo llamamos El Atlas de iCarto.

Un Atlas según la RAE es “una colección de mapas geográficos, históricos… en un volumen”. También es “una colección de láminas descriptivas pertenecientes a ciertas disciplinas, y que suele aparecer encuadernada como libro”. El uso de la palabra Atlas por primera vez para referirse a una colección se le atribuye al geógrafo Gerardus Mercator, que la uso por primera vez para describir un libro de mapas, se dice que en honor al rey Atlas, personaje mítico a quien se le suponía rey de Mauritania y que era un sabio filósofo, matemático y astrónomo.

Aquí no encontrarás mapas ni láminas (o a lo mejor sí), pero debido a la relación de iCarto con la cartografía y los mapas, queremos hacer uso de la palabra Atlas para referirnos a esta colección de textos que reflejan qué y cómo es iCarto.

Qué hace iCarto

iCarto somos una empresa tecnológica, desarrollamos e integramos tecnología que aplicamos para obtener soluciones adaptadas a las características de una organización. Somos especialistas en el manejo y procesado de información, sobre todo aquella que tiene o puede tener una componente geográfica, y en analizar procesos de trabajo, identificando puntos donde las tecnologías de información geográfica pueden mejorarlos.

Nuestra actividad suele estar centrada en los ámbitos de la ingeniería civil y la cooperación al desarrollo, contando con gran experiencia en proyectos relacionados con agua y medio ambiente, carreteras y transporte, gestión municipal, gestión de riesgos y agricultura. Nuestros servicios incluyen la consultoría tecnológica, escuchando a empresas y organizaciones y ayudándolas a escoger metodologías e implantar tecnologías adecuadas; el análisis espacial, la cartografía y la teledetección, somos especialistas en procesar datos e información geográfica, hacerla más manejable y ofrecer servicios de valor agregado; el desarrollo de software, implementamos soluciones individuales y sostenibles adaptadas a nuestros clientes; y a realización de inventarios de datos georreferenciados, apoyando en los procesos de obtención y actualización de información.

A lo largo de nuestra trayectoria iniciada en 2010 siempre hemos tenido una vocación por la internacionalización. Actualmente contamos con sedes en España (A Coruña) y El Salvador (San Salvador) y hemos desarrollado proyectos además en países como Honduras, México, EEUU, Algeria, Alemania o Mozambique.

Hemos nacido y crecido con unos principios sólidos, apostamos por el software libre como eje del desarrollo de software basado en la colaboración, en la horizontalidad como modelo de funcionamiento de la empresa y en la conciliación entre la vida laboral y personal de las personas que la integran. Hemos liderado y colaborado en numerosos proyectos de cooperación para el desarrollo, relacionados con áreas de interés para gobiernos locales, organizaciones internacionales y ciudadanos.

iCarto somos tecnología, desarrollo y consultoría especializada gracias a un equipo humano multidisciplinar integrado por profesionales del ámbito de la ingeniería civil, expertos en las Tecnologías de Información Geográfica (TIG) y del desarrollo de software. Somos un equipo entusiasta de profesionales cualificados e implicados en garantizar la calidad y competencia de nuestros proyectos. Nuestra metodología se centra en las personas y en un objetivo simple: Que nuestras soluciones se adapten a las necesidades reales de nuestros clientes.


Manifiesto: Qué NO es iCarto

A veces la mejor manera de definir lo que eres es justo diciendo lo que no eres. De ahí este manifiesto de que NO es iCarto:

  • iCarto no es una “empresa tradicional”. No tenemos socios capitalistas ni los tendremos en el futuro. Como entidad privada que reparte beneficios, por definición, tenemos ánimo de lucro. Pero este, no está por encima de la ética. Ni de la calidad e impacto del trabajo. Ni de las condiciones laborales y salariales de quien forme parte de iCarto. Ni, en la medida de lo posible, de las de nuestros proveedores.
  • iCarto no es una “familia”. Algunas entidades o empresas intentan describirse a si mismas como “familias”, “grupos de amigos”, “comunidad” o términos parecidos. En iCarto intentamos no caer en este tipo de paternalidades ¿auto-engaños?. Nos sentimos a gusto trabajando en equipo, compartimos tiempos de ocio y mantenemos relaciones de amistad. Pero discutimos y nos enfadamos. Valoramos la individualidad.
  • No somos una empresa jerárquica, ni del todo horizontal. Hay dos grupos claramente diferenciados dentro de la empresa: las personas socias y las personas trabajadoras. Hay permeabilidad entre los grupos. Cualquier persona de un grupo puede promover decisiones técnicas, organizativas o de negocio. Pero los ingresos, información y responsabilidades de ambos grupos son diferentes.
  • iCarto no es una ONG, pero compartimos con ellas el objetivo de luchar contra la pobreza y sus causas y promover el desarrollo humano sostenible. Por tanto nos sentimos identificados bajo la denominación de Agente de Desarrollo.
  • iCarto no es una start-up. No creemos en el crecimiento exponencial o la mejora a golpe de talonario. Pero somos una empresa tecnológica. Construimos nuestros productos con mimo, mantenemos liquidez suficiente para gestionar las vacas flacas y creamos un equipo estable en el largo plazo que crezca poco a poco.
  • iCarto no es una cooperativa. Históricamente el porcentaje de personas trabajadoras-socias de la empresa ha sido siempre en torno al 50%. No hay reglas estrictas ni “obligatoriedad” en nuestros estatutos internos de que una trabajadora se convierta en algún momento en socia de la empresa. Pero encontramos valor ético, social y organizativo en ello. Creemos que contribuye a aumentar la resiliencia de la empresa. Y es una realidad histórica en iCarto.
  • Entendemos la tecnología bajo la óptica del desarrollo humano. Por ello implementamos soluciones apropiadas a los contextos, sostenibles en el tiempo y adaptadas a las necesidades, capacidades y presupuestos.
  • Nuestra actividad es posible gracias al trabajo de otros muchos. Especialmente de los proyectos de Software Libre y de difusión del Conocimiento Abierto. Por ello participamos económicamente o con contribuciones a estas comunidades.

Comunicación

42° 27’ 43" N 7° 35’ 13" O


La Comunicación en iCarto

Introducción

Son las once y media de la mañana, desde hace cuarenta minutos has entrado en flow y notas que tu productividad se ha multiplicado por cien desde que comenzaste. En ese momento, una alerta del Chat se asoma en la esquina de la pantalla. Sabes que no es nada importante. Vas a ignorarla. O quizás era algo importante. O quizás de ese nada importante surja algo importante. Quién sabe. Mejor ir a echar un vistazo rápido, compruebas que no es nada y a la vuelta recuperas tu flow. Imposible. Sea lo que sea, el momento se ha esfumado. Deberás volver a esperar otro tanto tiempo, y con suerte, si no hay más interrupciones, volverás a ese estado ultraproductivo. A todos nos ha pasado esto.

La comunicación es quizás el aspecto más importante en el trabajo en equipo, pero rara vez se define, se detalla o se marca límites. Como desde pequeños sabemos hablar creemos que sabemos comunicarnos, pero no es del todo cierto. Comunicar es mucho más que hablar o escribir. Comunicar es transmitir. Transmitir un mensaje, una intención, una emoción, un contexto,… En iCarto sí que somos conscientes de ello y de ese interés por el comunicarnos de la mejor forma posible nace esta guía.

La comunicación

Antes de hablar sobre cómo nos comunicamos identifiquemos las palabras clave y actores que se ven involucrados en todo proceso comunicativo.

Conceptos clave en la comunicación

  1. Un ejercicio de comunicación comienza con un transmisor, que en un determinado momento del tiempo decide trasladar información a otra persona sobre un determinado contexto.
  2. El transmisor debe construir un mensaje para trasladar dicha información basado en un código común que transmisor y receptor deben conocer.
  3. A continuación el transmisor deberá elegir también un canal de comunicación (personal o interpersonal, unidireccional o bidireccional, oral u escrito,…) a través del cual pretende hacer llegar dicha información.
  4. Cuando el mensaje está preparado el transmisor se lo envía al receptor (o receptores) llegando en un determinado momento del tiempo.
  5. Cuando el receptor procese el mensaje provocará en él una determinada reacción lo que le apremiará o no a dar respuesta ese mensaje.
  6. Esa respuesta puede darse de cualquier forma, y lo más habitual es que posteriormente retroalimente el propio contexto.

Los términos marcados en negrita son los que empleamos en nuestro lenguaje a la hora de hablar sobre comunicación.

Cómo somos

Por otro lado, como toda organización compuesta por personas no podemos separar nuestra forma de comunicarnos de nuestra forma de ser. Para ello, hagamos explícitos determinados aspectos de nuestra cultura en iCarto que influyen de manera directa en la forma en que nos comunicamos.

  • Somos una empresa distribuida geográficamente.
  • El teletrabajo siempre se permitió en iCarto, pero en los últimos meses se ha potenciado debido a la crisis del COVID-19.
  • Tenemos horarios diversos, e incluso diferentes zonas horarias.
  • Nos consideramos personas autónomas, que saben en qué momento tienen que asumir las responsabilidades que sus tareas exigen.
  • Confiamos en nuestras capacidades organizativas y en cómo gestionamos el tiempo para poder atender a las necesidades que la empresa requiere de nosotros.
  • Nos gusta trabajar enfocadas en una tarea.
  • Siempre pensamos dos veces y no actuamos de forma impulsiva.
  • Somos conscientes de nuestro entorno y de nuestros contextos.
  • Empatizamos con las personas y sabemos de sus necesidades.
  • Sabemos que debemos comunicarnos de forma constante para que en nuestros contextos la información esté actualizada.
  • No improvisamos los mensajes que transmitimos.
  • Nos parece adecuado tener siempre un registro de todos los mensajes que se envían ya que nunca sabemos quién puede necesitarlo en el futuro.

Cómo nos comunicamos

En iCarto no tenemos grandes reglas ni un conjunto de herramientas definido de forma oficial que indique a las personas de la organización cómo nos comunicamos. Lo que nos ayuda a saber cómo tenemos que hacerlo son cuatro principios muy simples sobre los que debemos reflexionar antes de transmitir un mensaje.

Para las iCartians la comunicación debe ser:

  • Consciente
  • Asíncrona
  • Completa
  • Escrita

Consciente

Nos damos cuenta de lo que decimos, cuándo, cómo, dónde, por qué y para qué lo decimos.

Todo lo que comunicamos, lleva un contenido, una intención, una emoción y un tipo de apoyo o contexto. Cuando la comunicación se realiza de manera inconsciente, mucho de lo que expresamos es recibido por nuestro interlocutor de manera distinta a cómo lo deseamos ya que no prestamos atención a todos esos matices. Por contra, cuando nos comunicamos conscientemente, nos obligamos a nosotros mismos a reflexionar antes de transmitir los mensajes para darle un sentido y enriquecer dicho mensaje.

En iCarto nos sentimos plenamente identificados con este tipo de comunicación. Somos reflexivos y nos gusta reducir la incertidumbre en nuestros contextos. Sabemos que tenemos que comunicarnos, cuanto más mejor. Al igual que tú, tu compañera es autónoma y empática. Para que esto funcione es necesario pararse a pensar y transmitir los mensajes de forma clara y adecuada en tiempo y en forma.

Consejos

  • Escribe con calma.
  • Revisa el tono.
  • Refleja tus intenciones en el contenido del mensaje. Intenta ser claro con lo que esperas de esa comunicación.
  • Practica la asertividad. Sé efectiva transmitiendo el mensaje desde una postura respetuosa con los demás.
  • Asegúrate de que estás eligiendo el canal de comunicación adecuado.
  • Si conoces en qué está trabajando la receptora, intenta visualizar su reacción. Ponte en su lugar y piensa en cómo interpretará el mensaje.
  • Focaliza quiénes son las mejores receptoras para tu mensaje. No abuses del CC.
  • Clientes y proveedores merecen el mismo trato que nosotras. Si no escribimos un correo a una compañera un viernes a las cinco de la tarde tampoco se lo hacemos a un cliente.

Asíncrona

Cuando nos comunicamos lo hacemos de forma diferida en el tiempo.

Cuando la comunicación es síncrona, y por tanto, instantánea, se producen confusiones, se mezclan temas, las reglas de conducta se pierden en la inmediatez y se genera dependencia entre las interlocutoras.

En iCarto preferimos y promovemos la comunicación asíncrona porque nuestra naturaleza diversa y nuestra organización flexible se ve beneficiada cuando los mensajes se pueden transmitir sin necesidad de esperar una respuesta inmediata. Somos un equipo distribuido y con horarios muy diferentes. El respeto por la conciliación es uno de nuestros valores. Nos gusta realizar las tareas con foco y evitar interrupciones. A priori, una empresa con estas características podría tener muchos problemas de comunicación, pero apostando por un tipo de comunicación asíncrona se convertirá en una ventaja a largo plazo.

Aún así, no podemos olvidarnos que somos una empresa de servicios. En ocasiones surgen necesidades urgentes que requerirán acciones inmediatas. En esos casos la comunicación debe volverse síncrona. Llamar a un compañero si necesitas información urgente para dar respuesta a un cliente. Enviar un mensaje al chat porque has detectado que un servicio está caído. Eso sí, son casos puntuales y poco comunes, fuera de ellos intentamos comunicarnos de forma asíncrona.

Consejos

  • Piensa qué hora es para ti y también para la receptora.
  • Reflexiona si la información la necesitas urgentemente o si puedes esperar y dedicarte mientras a otras tareas.
  • Ofrece tiempo a la receptora para tratar tu mensaje. Planifica con antelación, no fuerces una respuesta inmediata.

Completa

Los mensajes los transmitimos enteros y no parcialmente.

Dejar un “¡Hola!” en el chat esperando una respuesta es el tipo de mensaje con más incertidumbre que puedes enviar. Piensa en tu interlocutor. ¿Cómo lo interpreta? ¿Te contesta y espera a que le vuelvas a contestar? Este es el típico ejemplo donde se ve que la información no viaja de forma completa. No sería mejor escribir: “Perdona que te moleste. Llamó X (tlf: 555 666 777) a la oficina porque necesita hablar contigo esta mañana. Cuando lo llames dame un ping para que me quede tranquilo”.

En iCarto nos gusta contar con toda la información posible. Al final, toda respuesta implica tomar algún tipo de decisión. Cuanto más contexto tengamos mejores serán nuestras decisiones, de ahí que queremos disponer de información completa y veraz en cuanto recibimos un mensaje.

Consejos

  • Por regla general, el tiempo de los demás es más valioso que el tuyo. Proporciona al receptor toda la información que esté a tu alcance, aunque creas que ya la conoce.
  • Añade enlaces o referencias que enriquezcan el contexto.
  • Aunque escribas en un chat, escribe el mensaje completo y después envíalo. En la mayoría de herramientas con Ctrl + Enter puedes introducir saltos de línea y así incluir párrafos.
  • Si de tu interlocutor esperas una respuesta, haz la pregunta claramente.
  • Si lo ves posible, separa las horas de “trabajo” de las horas de “comunicación”. Si estás pensando en escribir un mensaje lo más rápido posible para seguir “trabajando” es probable que con las prisas no envíes el mensaje completo.

Escrita

Los mensajes se transmiten por medios escritos.

En iCarto preferimos que quede constancia de todo lo que se comunica. Además de todos los beneficios para tu “yo” o “nosotras” en el futuro, escribir ayuda a aterrizar las ideas. Enriquece muchísimo cualquier conversación ya que tienes tiempo para pensar y ampliar el contexto. Incluso, ¿Cuántas veces te has “autorespondido” alguna pregunta cuando has comenzado a escribirla y a aportar todo el contexto necesario?

Al igual que antes, debes valorar si una llamada de teléfono o una conversación informal puede resolver tus necesidades, pero actúa conscientemente. Si no es urgente, mejor evitarlo. Puede que a ti te parezca que ganas tiempo, pero si se lo has hecho perder a la receptora habréis perdido las dos.

Consejos

  • Practica y revisa tu escritura. Escribir bien es difícil, pero es una habilidad que se adquiere con la práctica.
  • Si vas a pedir algo a una compañera acuérdate de:
    • Incluír “Por favor” y “Gracias”.
    • Usar expresiones en condicional y nunca el imperativo. Por ejemplo, en lugar de “Haz esto…” usa expresiones como “Me gustaría que hicieses esto en cuanto puedas” o en lugar de “Envíame aquello…” usa algo como “¿Podrías enviarme aquello…?”.
  • Aporta todo el contexto que puedas. Un mensaje se escribe una vez, pero se puede leer muchas (ahora y en el futuro).
  • Si has mantenido una conversación relevante de forma oral, intenta dejar unas notas por escrito a modo de “acta” en un lugar accesible.
  • Usa herramientas (corrector ortográfico, …)
  • Y no hace falta ser “formal” y pedante pero si cortés y educada.

Prácticas

Estos cuatros principios anteriores definen perfectamente el cómo nos gusta comunicamos. Una de las ventajas de hacerlos explícitos es que nos permite conocer qué tipo de prácticas encajan en la comunicación dentro de iCarto. A continuación se detallan algunas de ellas, sin ser de uso obligatorio, pero sabiendo que aportan mucho valor en el trabajo en equipo.

Daily

Es una práctica de comunicación que empleamos para transmitir en qué estamos trabajando y poner al corriente de la situación a todos los miembros de nuestro entorno.

Nuestra Daily, está basada en la Daily Stand-up de Scrum, que es una reunión diaria definida en el propio framework, pero que la adaptamos un poco a nuestra naturaleza.

Cuál es el objetivo

La Daily es una práctica que sobre todo ayuda a sincronizar a los equipos y ofrece una visión global del estado de las tareas fuera de un marco de juicio o revisión. Cada persona reporta a qué va a dedicar su día e identifica gracias a ello sus necesidades. El resto sabrá en qué está trabajando, y en ocasiones, se darán cuenta de que tienen que hacer algo relacionado con esas tareas.

Principalmente con su uso buscamos:

  • Proporcionar retroalimentación sobre el progreso de los proyectos
  • Aumentar la transparencia sobre las responsabilidades y obligaciones
  • Mejorar la comunicación y colaboración dentro del equipo
  • Identificar problemas que bloquean el desarrollo normal de una jornada
  • Aumentar el conocimiento global del equipo
  • Ayudar a planificar el día de todos los miembros

Cómo la implementamos

  • Al trabajar en equipos distribuidos no podemos hacerla en persona, por lo que hemos optado por tener un canal de Chat específico.
  • Lo lógico es hacerla temprano, después de haber repasado el correo, las tareas asignadas en la herramienta de gestión de proyectos, chats, … cualquier tipo de medio de entrada.
  • Cada mañana, a tu primera hora, envía un mensaje en el canal (o canales) correspondiente con el siguiente contenido:
    • ¿Qué hice el día anterior?
    • ¿Qué voy a hacer hoy?
    • ¿Tengo algún bloqueo/problema?
  • Las tres preguntas se responden explícitamente, y aunque tengas la sensación que no existe ningún bloqueo debes responder con un simple “no”. Te ayudará a reflexionar sobre ello.
  • Las preguntas las debes responder conscientemente. Debes dedicar unos minutos a visualizar el trabajo del día y hacer una pequeña planificación.
  • Muestra tus intenciones, el resto del equipo lo agradecerá.
  • Nunca debes emitir ningún juicio público de valor sobre la Daily de otra persona.
  • Las conversaciones entre pares en la Daily se restringirán al mínimo. Si necesitas sincronizarte o resolver un problema junto a otra persona, la conversación se desplazará a otro canal más adecuado.
  • A veces usamos las Daily para expresar estados de ánimo. Todas necesitamos un cariño de vez en cuando.
  • La Daily no es un ritual obligatorio. Si vas a copiar y pegar, quizás es mejor que no la escribas.
  • Algunas no esperamos al día siguiente para escribirla. La usamos a modo de TODO la vamos redactando durante el día anterior y la completamos al día siguiente, momento que aprovechamos para asignar las horas trabajadas a las tareas.

Un ejemplo

¿Qué hice el día anterior?
- [ASCATLI #4013] Análisis de migración de los componentes de lotes de parcelas
- [iCarto #2299] Revisión oferta proyecto Agua (ok al plan por mi parte)

¿Qué voy a hacer hoy?
- [ASCATLI #4013] Cerrar el análisis de la página de consulta de lotes
- [ASCATLI] Seguimiento de horas
- [iCarto] Revisión estado tarea comunicación y redacción de mail resumen a Juan con próximos pasos
- [iCarto] 13:00 Reunión semanal de desarrollo

¿Tengo algún bloqueo/problema?
Para la reunión de desarrollo necesitaría revisar las horas previamente, pero me faltan las de @pedro

Envío de mensajes matutinos

Es una práctica de comunicación que consiste en retrasar el envío de mensajes hasta el momento más adecuado sin perjuicio en la ejecución de las tareas.

En iCarto es una práctica de comunicación asíncrona y consciente que consideramos muy adecuada. Si crees que enviar el mensaje ahora mismo perjudicará la planificación diaria de la receptora (o receptoras) o provocará una interrupción innecesaria que le haga perder el foco. Si tu mensaje puede esperar, programa el envío para la fecha y hora que consideres más adecuadas y en la que pienses que mejor le encajarán al receptor. Los conocemos como “mensajes matutinos” porque habitualmente tratamos de enviarlos a primera hora de la mañana. De esta forma el receptor lo podrá procesar cuando esté reflexionando sobre su lista de tareas diarias y podrá encajarlo mucho mejor en su planificación.

Cuál es el objetivo

El objetivo que perseguimos con esta práctica es favorecer que el receptor del mensaje prosiga enfocado en las tareas del día que tenía planificadas y así no interrumpirlo si no es estrictamente necesario. Además, al revisar ese mensaje por la mañana, el receptor podrá procesarlo con más calma y planificar el tiempo adecuado para realizar las acciones que de él se deriven. El resultado será que la comunicación se volverá más valiosa ya que ambos interlocutores han tratado el mensaje con el foco y tiempo necesario para hacerlo cada uno en su momento.

Cómo lo implementamos

  • Escribe el mensaje en el momento que consideres más oportuno durante tu jornada.
  • En vez de enviarlo en ese momento, utiliza el programador de envío de tu gestor de correo o aplicación de mensajería instantánea.
  • Por ejemplo, programarlo para las 08:00 de la mañana del día siguiente (o del lunes siguiente) es un buen momento para el envío. Así te aseguras que el receptor lo tendrá en cuenta cuando esté revisando las tareas que puedan venir derivadas de su bandeja de entrada.

No todos los mensajes tienen que tratarse de esta forma, pero algunos casos que tenemos detectados y que podrían encajar serían:

  • Nuevos hilos de correo que requieren discusión/votación
  • Asignación de nuevas tareas a medio y largo plazo
  • Mensajes de comunicación informativa/corporativa

Un ejemplo

Estás a jueves por la tarde, trabajando en una tarea, pero has recordado una cosa importante de otra tarea que vas a abordar durante la semana que viene y que no te puedes olvidar. Es algo que requiere unos cambios de otra persona y que solo tardaría 10 minutos en hacer. Aunque son importantes, no son necesarios para que tú puedas comenzar con la tarea. Aún así, piensas, “Esto me lo cambia en un ratito y así para la semana ya empiezo con todo preparado”.

Vas a enviar el mensaje ya, porque así te quedarás tranquilo, has despachado el problema y sigues a lo tuyo. Pero ¿y si el receptor está trabajando en algo que tiene que entregar mañana viernes? Recibe el mensaje, entiende la importancia y dice “Uf, con el lío que tengo y esto también voy a tener que hacerlo mañana viernes para que esta otra persona pueda comenzar para la semana con todo preparado”. Algo que era importante pero no urgente se ha convertido en un problema de planificación y ha añadido algo de estrés al receptor para poder encontrar hueco en una semana ya bastante ajustada.

Pero entonces has recordado emplear la práctica del envío de mensajes matutinos. Si todavía no lo necesito, ¿por qué no espero hasta el lunes? Si le envío el mensaje el lunes por la mañana, posiblemente cuando el receptor esté procesando su lista de tareas se encontrará con esto. Lo más probable además es que, como solo le lleva 10 minutos, me lo haga ya antes de ponerse con otras cosas de esa semana e incluso esa misma mañana ya lo tendré todo preparado. Entonces, escribes el mensaje para que no se te olvide, pero en vez de darle a enviar empleas la opción de programar el envío de tu gestor de correo para que lo entregue el lunes a las 08:00. De esa forma, tú has sacado de tu cabeza ese problema, el receptor ni se entera y el viernes podrá seguir trabajando en lo suyo, y el lunes por la mañana posiblemente tengas tu objetivo conseguido de la misma manera.

Comunicación de ausencias

En iCarto no tenemos aprobado un horario ni definidas explícitamente unas horas en las que las personas deban estar disponibles. Sin tener que haberlos hecho nunca explícitos, más o menos todas conocemos los horarios en los que nos movemos. Sabemos quién está en otro huso horario, quién tiene peques, quién no suele estar por las tardes, etc. El poder adaptar el horario al ritmo de vida de cada persona facilita la flexibilidad y la conciliación, dos valores claves en nuestra forma de ser.

A pesar de ello, si no vas a estar trabajando en tu horario habitual consideramos que es una buena práctica enviar un breve aviso a las personas que puedan verse afectadas. No es necesario informar de pequeñas salidas pero sí de cambios importantes si estos afectan al trabajo en equipo o a tu planificación.

Nota: Esto es una práctica que no excluye realizar el procedimiento para los permisos retribuidos. No olvides que si la ausencia cae dentro de una de las tipologías de permiso retribuido debes informar a tu coordinador con antelación y aportar la documentación necesaria.

Cuál es el objetivo

En iCarto no nos encontramos a gusto con la microgestión del tiempo ni con mecanismos de control de disponibilidad. No es importante avisar a toda la organización de que vas a salir media hora a hacer unos recados o de si tienes cita en el taller esta mañana. Por nuestra naturaleza flexible y remota este tipo de situaciones no afectan normalmente a la ejecución del trabajo.

El objetivo principal de comunicar tu ausencia es para dejar claro que si alguien necesita algo de ti a muy corto plazo no lo vas a poder atender. De ahí que esto se encuentre incluido en la guía de comunicación. Como venimos diciendo, en iCarto valoramos que la comunicación sea consciente. Entonces el objetivo de esta práctica es hacer consciente al resto de las personas afectadas que tu ausencia sí puede suponer un problema. Si tú conoces previamente que tu salida puede afectar a algo o a alguien, entonces adelántate.

Cómo lo implementamos

Si no vas a estar disponible piensa en las personas que consideres que se verán afectadas por tu ausencia. Podría ser una compañera con la que estás trabajando mano a mano ese día, el equipo del proyecto o, aunque sea menos frecuente, podía ser incluso toda la organización. Conociendo esto previamente envía entonces un mensaje a través del canal adecuado a dichas personas. Podría ser en el chat del proyecto, en un chat personal, un e-mail, etc. No es necesario que indiques el motivo aunque si conoces más o menos la duración de tu ausencia o cuando retomarás tu horario habitual es bueno indicarlo.

Un ejemplo

  • Voy a estar a medio gas durante algunos días ya que necesito estar al cuidado de un familiar. Avisaré en el chat del proyecto o enviaré un e-mail a los afectados: “Estos días tengo que estar a medio gas por las mañanas. Si hay algo importante estaré en el móvil, aunque mejor por las tardes.”.
  • Comienza el verano y te planteas encajar tu horario principalmente por las mañanas. Como en este caso es muy prolongado quizás es bueno informar a toda la organización. Chat de oficina: “Aunque estaré puntualmente alguna tarde, durante los próximos dos meses voy a intentar encajar mi horario durante la mañana.”
  • ¿Llevo toda la mañana trabajando en solitario y necesito salir a hacer unos recados? No aviso. ¿Estoy en medio de una tarea involucrada directamente con una compañera y voy a salir?. Al chat personal: “Perdona. Tengo que salir un momento. En una hora estoy de vuelta.” ¿A primera hora de la mañana sabes que vas a salir? Podrías ya avisar en la daily indicando que no estarás disponible en ese tramo horario y así reduces el ruido de la comunicación.

Guía de comunicación para Redes Sociales

Introducción

Las redes sociales (RRSS) han venido para quedarse y ofrecen nuevas formas de comunicarse y de relacionarse. En el ámbito de las empresas ofrecen un nuevo canal con el que relacionarse con clientes y posibles clientes, darse a conocer y mostrar la cultura de la empresa, compartir contenido, etc.

Esta guía trata el uso que desde iCarto damos a las redes sociales, cuáles usamos y cómo lo hacemos, porqué estamos en ellas, qué tipo de contenido compartimos, cómo usamos el lenguaje, qué tipo de tono empleamos en nuestros mensajes… todas y cada una de estas cuestiones las iremos desgranando a lo largo de este documento.

Objetivos

Las redes sociales, ¿son una moda o realmente son útiles desde el punto de vista de una empresa? Responder a esta pregunta no es sencillo y depende de muchos factores. En iCarto pensamos que pueden llegar a ser una valiosa herramienta de comunicación, pero como toda herramienta no debe ser un fin, sino un medio. El abrir una cuenta en una red social no debe atender a seguir una moda -si el resto de empresas tienen cuenta por qué yo no- sino que debe perseguir un fin. Por eso en iCarto hacemos uso solo de las redes sociales que creemos que tienen algo que aportarnos.

El uso de las redes sociales en iCarto se centra fundamentalmente en dos objetivos: Compartir contenido y poner en valor la cultura de la empresa.

Compartir contenido

En iCarto generamos contenido sobre todo a través de nuestra página web, como son los casos de éxito de los proyectos que realizamos o los diferentes posts que publicamos a través de nuestro blog. También generamos otro tipo de material multimedia como vídeos, dosieres, etc.

Cada vez que añadimos contenido en cualquiera de los otros medios de comunicación que utilizamos, lo compartimos a través de las redes sociales. De esta forma alcanzamos a un mayor número de audiencia, tanto seguidoras como incluso a personas que todavía no nos conocen, gracias esto último al efecto red.

Una de las grandes ventajas de las redes sociales en la comunicación es el efecto red, o dicho de forma clásica el “boca a boca”. El hecho de que gente que te siga reaccione positivamente a tu publicación o la comparta hará que llegue a mucha más gente que esté dentro de su red, pero que a lo mejor no estaba en la nuestra, lo que hace aumentar la distribución del contenido. Para potenciar este efecto existen prácticas que podemos y debemos tener en cuenta a la hora de crear nuestras publicaciones en redes sociales, como veremos en detalle en el apartado de Consejos.

Poner en valor la cultura de la empresa

Por lo general, en las redes sociales, se busca hacer publicaciones cortas buscando dinamismo e inmediatez. Un artículo en una página web busca mantenerse en el tiempo y ser una referencia, mientras que una publicación en una red social está más ligada a un momento concreto. Esta inmediatez permite compartir vivencias, incluso el día a día si es lo que se busca. Compartir el día a día de la empresa es una forma de mostrar cuál es la cultura empresarial de la misma y esto es relevante desde diferentes puntos de vista.

Para una empresa como iCarto hacer hincapié en su filosofía y sus políticas empresariales es importante como forma de atraer a cierto tipo de clientes o colaboradores, y también como forma de atraer talento. En un mundo, el tecnológico, donde existe mucha rotación y una alta demanda de profesionales es importante mostrar en que tu empresa es diferente y poner en valor ciertas características con las que la gente se pueda sentir identificada.

Es por ello que en iCarto intentamos ser lo más transparentes posibles, mostrando como somos e incluso publicando documentación al respecto de cómo nos organizamos. Igual que para otro tipo de contenido las redes sociales son interesantes también para compartir este.

Poner en valor las iniciativas en las que participan las iCartians

En iCarto pensamos que la empresa son las personas que la forman. Nos gusta que las iCartians sean personas activas que participen en diferentes iniciativas que comparten los valores de iCarto, bien sea en comunidades tecnológicas, proyectos de software libre, iniciativas de cooperación al desarrollo, etc. Nos gusta destacar y potenciar estas actividades compartiéndolas a través de nuestras redes sociales.

Contenido

El contenido que compartimos en redes sociales depende de diversos factores, como la actualidad, hitos importantes, estrategias comerciales o la proactividad e imaginación de la persona o personas encargadas de gestionarlas.

Sin embargo, en función de los objetivos marcados, existen una serie de contenidos habituales que nos gusta compartir a través de redes sociales y que enumeramos en este punto:

  • Publicación de un nuevo caso de éxito en la web
  • Publicación de un nuevo post en el blog
  • El día a día en los proyectos (noticias destacadas, hitos alcanzados, …)
  • Compartir nuevas entradas en nuestra iKDB (iCarto Knowlegde Database)
  • Noticias relevantes para iCarto (ganar una licitación, una convocatoria de cooperación, etc.)
  • Publicar ofertas de trabajo
  • Acontecimientos relevantes para la historia de iCarto (incorporación de una nueva socia o una nueva trabajadora, cumpleaños de iCarto, premios, referencias, etc.)
  • Hablar de la política empresarial (compartir valores, decisiones, documentos organizativos, etc.)
  • Compartir el día a día (fotos de reuniones de equipo, asambleas, momentos informales, …)

Tono y lenguaje

En nuestras publicaciones en redes sociales buscamos sobre todo cercanía, compartimos contenido formal pero también otro más informal o relajado, por tanto el tono y el lenguaje que empleamos también sigue esta línea.

Usamos un lenguaje sencillo, natural y más directo, menos “institucional” que el de por ejemplo nuestra página web o documentos formales tipo ofertas y dosieres.

El tono será siempre respetuoso pero relajado, sin caer en lo vulgar pero dejando más margen para el humor o alguna expresión un poco más coloquial. Aquí es importante diferenciar el tipo de publicación. Compartir momentos informales como los de un iCartiño dan más pie a un tono más informal, noticias más “institucionales” implicarán un lenguaje un poco más serio, sobre todo si se hace referencia a otras instituciones.

Comunidad

Aunque algunas empresas utilizan las redes sociales como un canal de transmisión de información en una dirección única, publicando sólo noticias propias y con la política de no seguir a otras cuentas, la realidad es que la propia naturaleza de las redes sociales invita a crear comunidad.

En iCarto usamos las redes sociales con vocación de comunidad, seguimos a otras cuentas e intentamos interactuar. Aquí recopilamos algunas de las prácticas que llevamos a cabo en este sentido: A quién seguimos

Cómo marco general, seguimos a:

  • Cuentas de socias y trabajadoras
  • Cuentas de colaboradoras
  • Cuentas de clientes
  • Cuentas de redes/asociaciones en las que participamos
  • Cuentas de entidades vinculadas a nuestros proyectos
  • Cuentas de personas relevantes en las temáticas en las que trabajamos (GIS, software libre, agua, cooperación…)

Cómo interactuamos y que retuiteamos

Como norma general siempre que alguien nos nombre o etiquete en alguna publicación respondemos a la misma con un like, retweet o comentario, según el caso.

Si detectamos alguna publicación en la que se hable de temáticas en las que en iCarto tenemos algún tipo de expertise y podemos aportar información complementaria útil para el hilo, respondemos. En estos casos podemos hacer mención a contenido de iCarto que aporte valor, como un post de nuestro blog, un caso de éxito, un proyecto que tenemos liberado en nuestro repositorio, etc. Trataremos de no caer en simplemente aprovechar la oportunidad de vender por vender sino que procuraremos siempre aportar contenido relevante para ese hilo.

A la hora de hacer retweet de algún contenido tendremos en cuenta las siguientes normas generales:

  • Retuiteamos publicaciones de nuestras socias y trabajadoras relacionadas con iCarto o con sus ámbitos de actuación (proyectos, áreas temáticas, políticas de empresa)
  • Retuiteamos publicaciones de nuestras colaboradoras dentro de los ámbitos de actuación de iCarto
  • Retuiteamos noticias de interés o hechos destacables dentro de los ámbitos de actuación de iCarto

Intentamos retuitear con comentario, a modo de introducción o comentario sobre porqué puede ser de interés para nuestras seguidoras o mostrando reconocimiento si se trata de un hecho relevante o de mérito.

Debates públicos

Como normal general no participamos en debates públicos a través de redes sociales, salvo que haya un interés específico y así se haya puesto de manifiesto en la asamblea de socias de iCarto, con una opinión consensuada. Si no es este el caso nos abstenemos de entrar en ellos ya que por la naturaleza asamblearia de iCarto es difícil predecir de antemano que la postura mostrada públicamente vaya a reflejar realmente el sentimiento mayoritario de la asamblea.

En determinados casos en los que se haga referencia a temas donde en iCarto tengamos totalmente definida una política de empresa y considerando que pueda ser beneficioso mostrar una opinión o comentario sobre como lo hacemos nosotras sí se puede comentar.

Consejos prácticos

En esta sección compartimos algunos consejos prácticos para llevar a cabo las publicaciones en diferentes redes sociales.

Qué red utilizar

En muchos casos nos interesará publicar el mismo contenido en diversas redes sociales, por ejemplo cuando queremos anunciar una publicación de un nuevo caso de éxito en la web o un nuevo post, cuando hacemos anuncios importantes, cuando publicamos una oferta de trabajo, etc. Para estos casos hay que tener en cuenta que no todas las redes sociales tienen las mismas reglas, así por ejemplo mientras que en Linkedin no tenemos un límite de texto, en Twitter por ejemplo no podemos utilizar más de 280 caracteres. La forma de poner enlaces o imágenes también puede ser diferente, o la forma de etiquetar a alguien. Este tipo de cuestiones las tendremos que tener en cuenta para ver si nos valdrá con publicar exactamente el mismo texto o tendremos que hacer adaptaciones según la red social. Para intentar hacer esto de forma más sencilla existen aplicaciones que nos van a ayudar, como por ejemplo Hoosuite que nos permite crear una publicación para varias redes sociales a la vez y podemos ir viendo como queda en cada una de ellas. Además también nos servirá para programar las publicaciones en un determinado día y hora.

Atendiendo al tipo de publicación podemos querer usar sólo una red social o usar varias pero evitar otra. Linkedin por ejemplo es una red social de ámbito más empresarial, contactos profesionales, búsqueda de empleo, etc. No deberíamos dejar fuera Linkedin si publicamos un nuevo caso de éxito de nuestros proyectos o una oferta de empleo, por ejemplo, pero a lo mejor sí la queremos dejar fuera cuando publiquemos contenido más desenfadado, donde nos interesará más usar Twitter por ejemplo.

Uso de imágenes

Como normal general es bueno que incluyamos una imagen o imágenes destacadas en la publicación para mejorar el impacto de la misma, sin embargo no hay que obsesionarse con ello. En las publicaciones en las que queramos destacar contenido o hacer anuncios siempre es bueno buscar añadir una imagen, pero en otras ocasiones puede resultar forzado encontrarla. Si el contenido que vamos a compartir no tiene ya una imagen destacada que podamos usar o no se nos ocurre alguna de forma clara, es mejor no ponerla.

Si vamos a poner una debemos cuidarla, es decir, la mayoría de las veces no nos servirá incluir directamente la que tengamos, necesitaremos un poco de edición. Un aspecto importante es el tamaño, ya que dependiendo de la red social nos puede ir mejor un tamaño u otro. Como normal general no se deberían usar imágenes que no tengan al menos 600px de ancho. En Twitter se recomienda como tamaño óptimo 1024 x 514 px, aunque en cualquier caso la propia aplicación tratará de adaptar nuestra imagen. Hay que tener en cuenta que el tamaño en el tweet será diferente a la imagen que se mostrará en el timeline del usuario. Si subimos una imagen donde la altura sea mayor a la anchura (formato vertical) probablemente en el timeline saldrá cortada ya que hará zoom para mantener un aspecto 16:9. En Linkedin el tamaño recomendado es de 1200 x 627 px. En cualquier caso tenemos muchas guías en Internet donde podremos consultar cuales son los tamaños ideales para cada caso.

Derechos de autor

En el caso de que la imagen que vayamos a compartir no sea de creación propia o seamos los autores de la misma, debemos de tener en cuenta los derechos de autor de la misma. Como norma general no podremos utilizar ninguna imagen de un tercero para incluir en una publicación propia, a menos que la licencia de uso de la misma nos faculte para ello. En el caso de querer buscar alguna en concreto, existen bancos de imágenes donde podremos encontrar recursos con licencias libres, como la creative commons por ejemplo. En esos casos debemos fijarnos en el tipo de licencia concreta, si es necesario que aparezca la atribución al autor original o en el caso de que la vayamos a usar como base dentro de una creación propia de una ilustración, esquema o similar, asegurarnos que se permita su uso para crear obras derivadas.

Los hashtags

Los hashtags en las redes sociales sirven para indexar palabras y filtrar búsquedas, por ello conviene usarlos en nuestras publicaciones, aunque sin abusar de ellos. Una regla no escrita es que en una publicación no se deberían poner más de tres. El uso de hashtags es positivo por varias razones:

  • Aumentan la iteración y las posibilidades de alcanzar a más gente, sobre todo aquella que no te sigue o conoce. Si alguien hace una búsqueda por palabra clave (hashtag), las publicaciones en las que lo hayamos incluido saldrán en su búsqueda.
  • Construir marca. Podemos usar hashtags que nos identifiquen para promocionar contenido (#SolucionesiCarto), para indicar series temáticas (#iCarto10años) o para crear conceptos propios que potencien la imagen de marca (#iCartians).

A la hora de elegir un hashtag para incluir en una publicación es importante buscar cuales se están utilizando, antes de inventar uno propio. Por ejemplo si queremos destacar contenido relacionado con el derecho al agua o la cooperación para el desarrollo, primero debemos hacer una búsqueda para ver cuales se están utilizando y usar los mismos (#WaterRights, #CooperationForDevelopment…)

Horarios de publicación

Existen muchos estudios que intentan determinar cuando es la mejor hora para publicar en cada red social, entendiendo por mejor hora aquella en la que se alcanzará mayor impacto. Lo cierto es que estas tendencias suelen ir cambiando y además dependen mucho del tipo de audiencia al que se quiere llegar.

En iCarto no hemos hecho un análisis de a que tipo de gente queremos llegar a través de las redes sociales, por tanto aplicamos criterios genéricos. En Twitter suele ser buena idea publicar en días de semana y hacia las primeras horas del día, ya que esta red social es muy utilizada como referencia para enterarse de noticias así que mucha gente echa un vistazo al comenzar el día. Linkedin por ejemplo es una red orientada a las relaciones laborales, por lo que normalmente publicar cosas en horario comercial suele ser buena idea, y no hacerlo nunca en fines de semana.

Un tema importante es definir cual es la primera hora del día según el uso horario. Puede que publiquemos desde un horario europeo pero que nuestro target esté en otro uso horario diferente, por lo que tendremos que acomodar la publicación a la primera hora del día según ese uso horario y programar la publicación para que se lance en ese momento.


Software Libre

43° 18’ 60" N 8° 18’ 46" O


Licencias de Software Libre

Este documento trata de cubrir los aspectos básicos relacionados con las licencias de software, haciendo especial hincapié en el ámbito del software libre.

El objetivo es dar una visión general al mundo de las licencias de software, qué son, cómo se establecen, qué normativas hay que tener en cuenta… y al mismo tiempo que sirva de guía para todas las iCartians, a la hora de establecer la licencia del software y demás material que desarrollamos.

Índice

  • ¿Qué es una licencia de software?
  • Normativa aplicable
  • ¿A quién pertenece el código que hago en iCarto?
  • ¿Qué son las licencias de software libre?
  • ¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de establecer una licencia?
  • ¿Qué licencias de software libre usamos en iCarto?

¿Qué es una licencia de software?

De forma sencilla podemos decir que una licencia de software es un contrato, que se establece entre la persona o entidad creadora del mismo y quien lo usa. En este contrato se establecen todas las condiciones bajo las que se puede usar dicho software y qué se puede hacer con él y qué no.

No es un contrato al uso en el que las partes firman un mismo documento, sino que es un tipo de contrato que se acepta de forma tácita cuando usamos un determinado software. Normalmente la persona o entidad desarrolladora del mismo habrá establecido las condiciones del contrato en el propio software. En el caso del software libre suelen incluirse a través de ficheros que acompañan al código fuente, en cambio en el caso de software privativo lo habitual es que a la hora de instalar o ejecutar el software por primera vez nos aparezca algún tipo de aviso para que leamos y aceptemos las condiciones de uso, esto es, la licencia o contrato.

Normativa aplicable

En España, todo lo relativo a las licencias de software se encuentra regulado en la Ley de Propiedad Intelectual. Esta ley es de aplicación sobre cualquier obra literaria, artística o científica que puede aparecer como libros, escritos, composiciones musicales, obras, coreografías, obras audiovisuales, esculturas, obras pictóricas, planos, maquetas, mapas, fotografías, programas de ordenador y bases de datos.

Sin entrar en detalles técnicos de la ley, sí es importante conocer que los denominados derechos de autor, que regula esta ley, se dividen en derechos morales y derechos patrimoniales. Como normal general la autora de una obra es la poseedora de ambos derechos.

  • Derechos Morales: Es el derecho de la autora a ser reconocida como creadora de una obra, son irrenunciables y no se pierden nunca.

  • Derechos Patrimoniales: Es el derecho a explotar comercialmente una obra y decidir qué se puede hacer con la misma. Estos derechos pueden ser cedidos a terceros y tienen una duración determinada, toda la vida de la autora y hasta 70 años después de su muerte. Es mediante la posesión de estos derechos, a través de los cuales se pueden establecer las licencias.

Ahora que sabemos que existen los derechos patrimoniales y que se pueden ceder a terceros, podemos redefinir mejor que es una licencia de software, diciendo que es un contrato de cesión de derechos. Es el mecanismo a través del cual, la persona o entidad poseedora de los mismos decide que se puede hacer con la obra. Existen diferentes tipos de derechos patrimoniales, y la poseedora de los mismos puede decidir si los cede todos en conjunto, o solo algunos de ellos.

Un ejemplo típico de cesión de derechos patrimoniales es el contrato entre una escritora y una editorial, donde la primera, autora de la obra, cede todos o alguno de los derechos patrimoniales a la editorial para que esta se encargue de la distribución y comercialización de la obra.

Una licencia de software también sería un caso de contrato de cesión de derechos, donde la autora o en su defecto la poseedora de los mismos, a su vez cede todos o alguno de esos derechos a las usuarias. El hecho de que se cedan más o menos derechos tendrá incidencia directa para denominar al software como libre o privativo.

¿A quién pertenece el código que hago en iCarto?

La ley establece algunos casos particulares de cesiones tácitas de derechos. Es el caso por ejemplo de las personas trabajadoras por cuenta ajena. Se entiende que los derechos patrimoniales de una obra que se realiza como parte del trabajo que se desempeña por cuenta ajena, pertenecen a la entidad empleadora. Sin embargo se siguen manteniendo el reconocimiento de la autoría a la empleada o empleadas.

¿Qué son las licencias de software libre?

El software libre se define como aquel que cumple cuatro libertades: Usar el software para cualquier propósito, poder redistribuirlo, poder modificarlo y poder redistribuir las modificaciones. Ahora que sabemos como funcionan los derechos de autor, podemos decir que esto sería una cesión de todos los derechos patrimoniales. Para llevarlo a cabo, como hemos visto, esto se hace a través de un contrato, que sería la propia licencia de software.

Las licencias de software libre son contratos estándar, que diferentes organizaciones han creado para facilitar la cesión de derechos por parte de las autoras de software. Todas sirven para ceder los derechos a las usuarias, cumpliendo así con las 4 libertades, pero cada una tiene algunas particularidades.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de establecer una licencia?

En cuanto a las licencias en sí, existen dos grandes tipos, las denominadas víricas y las permisivas.

  • Las licencias víricas son aquellas que obligan a que las modificaciones que se hagan sobre un software se tengan que redistribuir obligatoriamente bajo la misma licencia. Esto surge como un medio de protección, para asegurar que el software seguirá siendo siempre software libre.

  • Las licencias permisivas por contra, permiten relicenciar las modificaciones, de forma que se pueda usar software libre como base, modificarlo y crear con él un producto privativo.

Por tanto, una de las primeras cosas a tener en cuenta a la hora de establecer una licencia es decidir bajo cual de estos grandes tipos queremos posicionarnos.

Otro de los aspectos principales a considerar, es que el software normalmente no se crea completamente desde cero, sino que se utilizan diferentes piezas que ya existen. Estas piezas de software que usamos, como las librerías de software, tienen su licencia. Como hemos comentado antes, no todas las licencias de software libre son iguales, sino que tienen diferencias entre ellas. Estas diferencias hacen que algunas veces sean incompatibles entre sí. Por tanto, a la hora de elegir la licencia global para un software, habrá que considerar todas las diferentes licencias de cada una de las dependencias que utilizamos para su creación. Eso nos dará un subconjunto de las licencias que podremos escoger como licencia global para todo el software.

¿Qué licencias de software libre usamos en iCarto?

Como norma general, en iCarto intentamos usar licencias víricas, de manera que el software que publicamos como software libre, se mantenga así tras su reutilización y modificación por parte de terceros.

Así, elegimos la familia de licencias de la Free Software Foundation, siempre que nos sea posible, tras el análisis de dependencias, para nuestro software:

Para el resto de material que publicamos, utilizamos las licencias Creative Commons, orientadas a publicar de forma libre obras que no sean software. Estas licencias tienen una serie de cláusulas que se pueden añadir a la licencia base. En nuestro caso utilizamos dos de ellas (CC BY-SA):

  • BY: Que obliga a hacer mención siempre al autor original.
  • SA: Que obliga a que los trabajos derivados se distribuyan bajo la misma licencia.